lunes, marzo 19, 2007

245: YENDO AL PUNTO

Fue entonces que la bola comenzó a hacer violentas sacudidas para los costados y a emitir sonidos desagradables. Parecía quejarse y protestar ante órdenes confusas o contradictorias. Manuel lo comprendió y pidió calma. Dejar de intentarlo al unísono y relajarse. Ponerse en punto muerto mental. Fluir. El se encargaría la primera vez…
Y lo logró! Tomándose apenas un par de minutos, durante los que sólo respiró siguiendo el son de la bola, dejando llevar el cuerpo y el alma en esa danza que el sonido interior le dictaba, ese oleaje suave y lento que le hamacaba, ese oído perfecto que se iba hasta las cuerdas a rodearlas de sutil sensibilidad, eso… que ahora le hacía sentirse identificado con esa cosa de blanco papel que era el verdadero límite de su propia persona… con dibujos y casi traslúcida historieta que el leía y al mismo tiempo dibujaba, se dibujaba… tal vez un poco mejor que en aquella tapa antes vista, pero…aunque no fuera Hugo Pratt, lo estaba haciendo sobre el papel con un pincel con tinta china, así con esas ganas de mover las manos y dejar que el dibujo fuera saliendo hasta con el quiebre de cadera típico de pararse jodiendo a decir “qué te pasa” con ese gesto de ganador que había visto muchas veces en otros y que tal vez el también…Quedaba mejor con los vaqueros dibujados con esos quiebres de la tela de vez en cuando y medios arrollados abajo para no parecer muy prolijo Ja! Manuel en el lejano oeste. Hacete pintún, boludo! Mejorate algo, un poco más de lomo! O esas cosa difíciles de dibujar como las vueltas de la oreja. Te queda como una letra ge, boludo! Y bue, le pondremos un poco de sombra. Podría ser alguno de los hombres del Sargento Kirk. O el rubiecito de la película de rock. Ja! Manuel Aquelarre, el rubiecito ese…y después la salida de los tamboriles haciendo temblar el piso! Tequereque tequereque tequereque, plaf plaf!
Claro, lo había logrado y ahora estaba sólo con Manuel metido en algo que no existe! Ni luz ni oscuridad, es verdad! Ninguna sensación más que la de saber que está pensando. La única verdad. Que no hay manera de desarmarla en pedazos de verdad más chicos … y hasta que parece no poderse ver reflejada en el espejo porque es ella misma su propio espejo que sabe que ha de existir una cosa como una imagen en algún reino lejano donde se guardan las ideas que uno no está pensando en ese momento. “Pero sabe el que sabe que es él. Aunque no sepa cómo lo sabe ni siquiera qué es saber.” Como decía Abelardo en aquella época que se le había dado por la poesía y se paseaba por la pieza de un lado para otro…bueno…ya podríamos volver a las dimensiones…que ya ni me puedo imaginar! Pero volvemos!
-Estamos sobre…Colonia…¡pero qué veo allá abajo! ¿Tabaré Vázquez con Bush pescando?

Al Cholo, la experiencia le había resultado aterradora, al principio cuando sintió que se caía en un pozo sin fondo y hacia atrás, pero después se había podido ubicar mentalmente en lo que podía estar pasando que no podía ser más que lo habían estado planeando, salvo que no se parecía en nada a lo que él se había imaginado. A Magda no le había caído tan de sorpresa porque en ese momento estaba muy conectada con Manuel y se dio cuenta de que estaba iniciando un cambio. El Dengue seguía con la misma euforia de cuando piloteó la bola y creía que esto sí era lo más. Manuel puso orden en las ideas.
-Ahora le toca a la flaca.

(Esta es una historia continuada. Sería aconsejable leerla desde el post n. 1)

Technorati Profile


Literature Blogs - Blog Top Sites
Publicar un comentario