jueves, marzo 22, 2007

249: TORMENTA DE IDEAS

Se armó una discusión general sobre los detalles. Estaban de acuerdo en lo fundamental, la creación de un territorio liberado al que de alguna forma iban a tener que llamar aunque por supuesto siguieran siendo uruguayos. El tamaño del territorio iba a ser el total de superficie que ocupara la gente que se fuera plegando al movimiento, sumados propietarios y ocupas en un plano de igualdad. Pobres y ricos, lindos y feos. Por supuesto que hombres y mujeres y también adolescentes y viejos todos con vos y voto en las asambleas barriales, pero también en cualquier lugar, público o privado, radio o televisión. A cada uno su poder. Y se establecería como mayor delito el de querer silenciar la opinión ajena ya fuese por la fuerza o por cualquier medio de presión sicológica como pueden ser la carcajada y el insulto. Esa iba a ser la base de toda legislación futura, de modo que lo único que no se podía contrariar sería esa base, porque es sabido que las leyes vienen y van y también las costumbres de la gente. Tal vez agarraban para el lado del socialismo, tal vez no. Hasta tal vez la gente una vez liberada de tantas definiciones se pusiera a inventar algo mejor que ningún sistema, como que fuera…pongamos la sociedad del amor, donde todos se pusieran a amar libremente a cuantas personas quisieran, fueran o no correspondidos. Y en base a ese principio, a su vez inventaran toda la reglamentación que por supuesto iría a controlar algún exceso pero siempre y fundamentalmente, a controlar que no se a pusieran en cuestión las reglas fundamentales. La lógica de todo sistema. O acaso –observó Giorgionne- no hemos visto como de una manera u otra siempre se castiga al innovador. Y tenía razón. Porque si nos ponemos a observar vemos siempre que el verdadero inventor es tenido por un loco y el que le compra el invento por unas monedas funda una multinacional que deja enormes ganancias a partir de convencer a la gente de que es necesario comprar esos productos para seguir existiendo un poco. Ahora bien. ¿Toda innovación será beneficiosa? No. Lo que es beneficioso es el mantenimiento del principio de la libertad casi total, que no es total sólo porque no estaría permitido el intento de liberticidio ya fuera individual o colectivo. Ah, pero eso sería la anarquía! Por supuesto. Aunque ninguna anarquía que se haya programado. Porque el sistema de esta anarquía va a ser totalmente diferente al de la otra. Unos religiosos y pacatos y otros orgiásticos e indolentes. Unos…
Cholo objetó que si cada comunidad tenía valores totalmente distintos cómo se podrían coordinar con los de los vecinos. Giorgionne respondió que el respeto de la comunidad vecina, díscola y maleducada, vendría de la misma raíz que el respecto por un semejante semejante. Margarita estuvo muy de acuerdo y comentó cómo su padre no había querido reconocerle el derecho a pensar totalmente distinto, si se quiere de una manera más conservadora y esa palabra llamó la atención de Manuel sorprendido que miró a Magdalena para juntos sonreír. Rulo pretendía algún orden para la cuestión práctica del trabajo. Porque fuera como fuera iban a tener que trabajar, o no? Ernesto respondió, hamacando las manos desnudas detrás del respaldo de la silla, que eso sería función de la asambleas decidir. Mejor que las asambleas es el Río Sonoro – acotó Trum- donde se habla, no se discute, sobre un tema todo el tiempo hasta que se cambia de tema- Hablando y hablando no se hace nada- Se hace, porque se habla mientras se hace, aunque seguro que baja la producción, cosa que la gente dirá si es tan importante. –¿Y si a la gente le paspa ir a las asambleas? O van pero no se ponen de acuerdo en nada? Por eso el
Río Sonoro…
Manuel no aguantaba las cosquillas que le estaba haciendo la flaca debajo de la remera roja.
-Mañana tenemos que empezar temprano.

(Esta es una historia continuada. Sería aconsejable leerla desde el post n. 1)


Technorati Profile


Literature Blogs - Blog Top Sites
Publicar un comentario