lunes, agosto 21, 2006

46 - ¿Te parece ?

Manuel volvió a entrar a la carrera hasta la pieza donde la flaca, despertada con temor, sentado su torso en el medio de la cama sin cubrirse los senos con la sábana, como es de recibo, apoyaba ambas manos a los lados como presta a impelerse en caso de necesitar el salto.
-¡No se dieron cuenta de nada!
-…
-Así que cuando lo paró allá al Cholo y le hablaba, no era que me buscaba para matar o…
-…
-Es que las cosas pasaron porque tenían que pasar. Yo no tuve la culpa…
-…
-Lo único fue lo del capuchón que en eso sí…
-¿Otra vez…?
-No flaca, no pienses que estoy loco! Hablo sólo porque estos tipos me ponen muy nervioso.
-Y por qué te ponen tan nervioso, flaco…?
-Porque son milicos.
-Ella también…? ja ja…qué boluda!
-¿Entendés?
-Bueno, pero eso ya pasó. Ahora ellos son como cualquiera!
-¿Te parece…? Claro que a vos no te pasó nada…
-¿Y a vos qué te pasó, flaquito?
-Nnada… Pero conozco algunos casos… algunos amigos…
-¡No seas perseguido! Vení, vení acá conmigo.
Magdalena avanzó sobre Manuel, lo atrapó por la cintura y lo trajo. Cuando lo pudo tirar sobre la cama le empezó a hacer cosquillas y… Pero el flaco seguía hablando sobre lo mismo. Que esa gente iba a volver al mediodía a buscar el presupuesto. Que él tenía que hacer o calcular o lo que fuera ese presupuesto no sólo la mano de obra sino también los materiales. Que el no tenía la más puta idea de cuanto costaban los caños galvanizados que…¿De tres cuartos de pulgada o bastaría el de media? Y los niples esos que se ponen y… No. No iba a poder calcularlo sólo! Tendría que consultar con el Rulo y hacerlo entre los dos… Pero van a venir en un rato…!
-Flaca, ¿te quedás un rato más? Si querés dormí. Voy hasta lo del Rulo, ¿si vienen les decís que yo mañana les llevo el presupuesto?
-Ajá.
Cazó la bici y salió abriendo surcos secos en el balastrín mojado. Tan poca había sido la lluvia!
Publicar un comentario