martes, septiembre 27, 2011

832 Los Verdaderos Malos miran a los ojos.

Supimos por otra vía... eeeh..... Difícil sería explicarlo.... porque significaría decirles que esa información nos ha llegado por un vía combinada que implica, si se quiere, que una vez concluidos los hechos, se conoció esa información y se la retransmitió hacia el pasado, que es donde ahora estamos. O algo así. Lo crean o no, porque es una cuestión de naturaleza discutible. Lo que nosotros estamos conociendo ahora, en simultáneo, de las peripecias de Manuel, fue ignorado por bastante tiempo por nosotros mismos y por todo el mundo, hasta que se liberó en algún momento en el futuro, y desde allí nos enviaron esto que recibimos... estamos recibiendo...

Ja ja, lo creían más complicado, no?

Bueno, pero la cuestión es que sabemos que Manuel no se tomaba aquello demasiado dramáticamente cuando le sacaron de la habitación de los focos y le empujaron puertas afuera hasta otra pieza más pequeña, para abandonarle sobre una vieja alfombra gastada. Es que los sujetos no le parecían demasiado peligrosos, más bien un trío de malos actores tratando de hacer el papel de malos.

-Se escondían detrás de las luces... bah. Los verdaderos malos miran a los ojos.

(Título para un sainete post-moderno)

Lo que no terminaba de entender era el bando al que pertenecieran estos hombres grises. Parecían terráqueos, es decir habitantes de este juego dimensional sobre la Tierra. sin embargo enterados de la existencia de mundos paralelos... y al mismo tiempo ocultadores de esa información. Como que fuesen guardianes de la actual situación de aislamiento e ignorancia. Guardianes secretos de este mundo peculiar, casi estampita de primera comunión frente a las cosas que se ven en los otros.
Tampoco terminaba de entender por qué todo esto tan pacato e hipócrita le parecía el mejor mundo para que su hijo se criara sano y salvo. ¿Sólo para que se le pareciera más y prolongarse vivo en él? ¿O realmente era un mundo menos peligroso?
Quizá fuera que aquí la gente es menos sensible al dolor ajeno. Cada cual se encierra en su mundo privado mientras otros sufren. O tal vez...

Por suerte la familia no había sido amenazada...

Y se puso a pensar que debería elaborar una estrategia para zafar de la situación o si fuera posible de la prisión misma. Escaparse y después... No, no precipitarse a denunciarles a la policía porque... Antes se debería averiguar qué ideología política les era afín. Les sentía tufito de derecha católica, tipo Opus Dei. Medio Tartufos. Extraños. Gente madura raptando gente. Operativos comando. Interrogatorio con luces...





Publicar un comentario en la entrada