domingo, septiembre 25, 2011

830. Reporteros en acción.

votar
Por suerte pudimos memorizar la chapa del auto gris que se lo llevó a toda marcha sin desviar siquiera los pozos ni despreciar ninguna esquina para doblar y perderse entre los pinares y el anonimato. Pudimos rastrear el registro del vehículo para enterarnos que había sido hasta una semana atrás, propiedad del Ministerio del Interior. Comprado en un remate por cuatro mangos, por una tal Compañía de Abastecimientos y Filantropía Práctica Nuevo Amanecer. Con sede en San Jacinto, Canelones, que cuenta entre sus mayores accionistas a alguien de apellido Cotuño. Y vuelto a pintar, cambiándole el color, en un gran taller de pintura de la calle Pintos Risso.
Antes había sido coche de incógnito, también de color gris, pero más claro. El nuevo gris resultaba bastante anodino.

En ninguno de los 35 establecimientos conocidos de la Compañía fue visto el auto, en las 12 horas siguientes al rapto, pero sí a eso de las cuatro, pasar por el peaje del arroyo Solís sobre la Interbalnearia, con los parlantes del equipo embutiendo sonidos y aturdiendo con los bajos continuos de una música que sólo consistía en eso. Los ocupantes eran cuatro señores con cara de pocos amigos. Como señal particular se había anotado que por la puerta del baúl perdía gotas de un líquido ambarino. Ambarino quizá, pero no rojo.

Habían arrancado a gran velocidad sin esperar el vuelto.

Luego un contacto que tenemos en el Balneario las Flores, consignó haber visto el mismo auto, con las mismas caras adustas en su interior, llegando a un parador que hay en la ruta 10 antes de llegar al kilómetro 90. Pero en completo silencio bajó uno de los ocupantes a comprar agua mineral, que fue cuando el testigo estuvo más próximo al vehículo y escuchó perfectamente los golpes que un par de pies daban a la tapa del baúl desde adentro.

Por ahora esa es nuestra última pista.

Seguimos trabajando: Hemos descartado que Manuel llevara consigo algún teléfono celular y que el auto hubiese seguido mucho por la Interbalnearia. Pudo haber doblado por la ruta 71 rumbo a la estación... o tal vez haber encontrado su destino en alguna de las callecitas del balneario.

¿Si hay por allí lugares apropiados para esconderse? Pues claro que sí! Especialmente para el norte, adentrándose en la sierra...
...a esa altura la sierra queda cerca de la costa.

Pero... ¡Atención! Nos está llegando un reporte interdimensional. En coordenadas correspondientes a nuestro mundo ha sido ubicado Manuel . En este momento se ocupan de abrir un canal sostenible entre ellos y Manuel, primero, para enseguida abrir otro en dirección a nuestra posición,

Bien, esperamos.

¿Cómo que si no vamos a hacer nada? ¿Para rescatarle, querés decir...?

Eso.

Eso no nos compete. Nuestra misión es periodística, no te olvides.






Publicar un comentario en la entrada