lunes, septiembre 26, 2011

831. Enfocado.


votar 

En este momento vemos a Manuel atado con muchas vueltas de soga al respaldo de una silla y enfrentado a un par de potentes focos detrás de cuyo resplandor se oculta u ocultan personas que pretenden interrogarle. Se escuchan susurros, carraspeos de garganta y una respiración agitada a la vez que profunda. Escuchemos:

Voz 1 - Sí, lamentamos haber tenido que recurrir a estos métodos, pero la seguridad planetaria está por encima de toda consideración personal. Necesitamos que nos digas quien o quienes son tus contactos.
Manuel- Primero le quiero pedir que apague esas luces o que me permita sentar de espalda a ellas. Me voy a quedar ciego.
Voz 1- De ninguna manera. Todos nuestros detenidos son tratados a un pié de igualdad. Contesta mi pregunta.
Manuel- (Con los ojos cerrados) Yo no tengo contactos. No se de qué me están hablando. Ustedes me han confundido con otro. No se qué buscan. Yo soy un simple jardinero...
Una voz.-¡No te hagas el loco! Podemos emplear métodos mucho menos amables.
Otra voz.- Seguro.
Manuel.- Tengo mi familia y algunos amigos de la niñez. Trabajo con quien me contrata... No soy un agente secreto.
Una voz.-Fuiste a una reunión de una logia secreta.
Manuel- ¿¡Secreta!? El Circulo Literario se reúne en el parador de Luque, a la vista de todo el mundo.
Una voz.-Sabemos eso, pero también que el Círculo sirve de fachada para otra cosa. Sabemos mucho más que lo que te imaginás.
Manuel.- Si hay algo detrás yo no lo se. Fui a una sóla reunión y ni siquiera me quedé hasta el final.
Una voz.- Ah, y pensás que nos vamos a creer que un club de intelectuales invita porque sí no más a un simple jardinero de rastrillo y carretilla.
Manuel.- Sí, a mi también me llamó la atención... Pero no parecen ser conspiradores o terroristas.
Una voz.-¿Quién te invitó?
Manuel -Nadie... Yo pregunté no más... qué era eso del Círculo Literario y Metafísico y alguien me dijo que unos locos que se reunen todos los martes en el parador  a leer poesías y cosas por el estilo.
Una voz.- ¿Quién...?
Manuel.-¿Quién qué...?
Una voz.- ¿Quién te invitó?
Manuel - Nadie me invitó...! A mi me gusta la poesía.
Vos 1 -Se nos termina la paciencia Manuel. Sabemos quién sos y tu larga trayectoria de agente desestabilizador, No vamos a permitir que desequilibres este mundo.
Otra voz.- El mal será cortado por su raíz.
Tercera voz..- Tendremos que hacerlos desaparecer a todos.

Una voz.- (otra vez después de unos segundos de silencio) Esperen, esperen! Tenemos planes especiales para arrepentidos. Podemos ofrecerte una vida tranquila, como vos decís, con tu familia y tus amigos de la infancia, a cambio...
Manuel.- A cambio de que yo invente una mentira?
Una voz.- Mentira es eso de que sos un simple jardinero. Sabemos que sos capás de fabricar armas más terribles que cualquiera de las que se usan en la actualidad. Queremos que nos entregues los planos y que nos des los nombres de todos los implicados. Tampoco a ellos les pasará nada si colaboran.

Ahora comienzan a sentirse ruidos que parecen producirse en otra habitación. Se abre la puerta sorpresivamente y aparecen a la izquierda de Manuel cuatro bultos humanos de cabezas encapuchadas tipo K.K.K.

Salen haciendo mutis por el foro. La habitación queda desierta. Se apagan las luces.






Publicar un comentario en la entrada