lunes, abril 07, 2008

508. Análisis Literario

Bajó Manuel su voz, como entrando en un clima más intimo o confidencial.

-Mil veces he pensado que aquello era una extraña historia. A veces estando en plena acción, al mismo tiempo esperaba despertarme en cualquier momento, pero no... Todo eso fue tan real como lo que hay dentro de este galpón, abuelo.. Vos tenías razón, existen infinitas dimensiones, o por lo menos, muchas. Dice Mandinga que incluso no en todos lados están actuando todas al mismo tiempo. Que hay mundos con menos y con más. Que hasta la gravedad puede ser distinta...
-¡¿La gravedad¡?
-Y ha de ser cierto, porque cuando anduvimos del otro lado nos sentíamos más livianos...
-...del otro lado...
-Yo fui llevado dos veces a los reinos de Dios, como prisionero.
-¿...los ...ángeles...?
-Sí, esa manga de imbéciles!

El Abuelo se estaba interesando.

-Y decime, che... Sí, ya lo veo. Los ángeles y el que llaman Dios viven en una región apartada entre las muchas dimensiones y...
-Esperá te quiero aclarar una cosa: El tipo es Dios. Es el famoso Dios de todas las religiones, no hay manera de negarlo. Lo que pasa es que... ¡Es un gran hijodeputa!
-Pero Manuel. ¡Cómo el tipo va a ser el Dios de todas las religiones y además hijodeputa?
-Porque les mintió a todos... A cada uno en su idioma y con el estilo de cada región
-Se les apareció y les susurró cosas al oído?
-El seguro que no. Habrá mandado a algún arcángel de esos que brillan
-Me estás diciendo que Dios existe, pero es malo. Que el creador del mundo es un hijodeputa.
-No, pará! Lo de creador no corre. Descubrimos que él no creó nada sino que lo conquistó con bruta guerra. Muchos dioses perdieron sus dominios y fueron condenados por la alianza triunfadora a soterrarse en el interior de los planetas.
-El Diablo.
-Sí. El Diablo entre nosotros, como mi amigo Mandinga, el que vino a ayudarnos a pesar de nuestra desconfianza.
-Un diablo...¿Y cuál es su aspecto?
-No no tiene guampas... Este, porque Satanás sí que tiene guampas.
-Ah, pero no lo puedo creer, Manolito, no lo voy a poder creer, es demasiado!
-Abuelo, te estoy hablando de seres de carne y hueso, que yo he visto de cerca. Que sean dioses o diablos, no es tan importante.
-Tal vez tengas razón... Trataré de escucharte como si fuera un análisis literario... aunque... ¿tienen alas los ángeles?
-Los comunes tienen unos alerones atrofiados que más bien parecen feos... y los que mandan andan en preciosas naves relucientes.
-Más o menos como acá.
-Sí, ja.


Publicar un comentario en la entrada