jueves, octubre 04, 2007

403 EL HERMANO MENOR

La Flaca hizo notar que la historia venía, con reparto y ensayos, apenas atrasada un par de horas. Cosa que quedaba en evidencia cuando pasaban flashes con imágenes en directo, como ahora que la cámara estaba tomando una panorámica del baile anarquista de La Teja. -Allá al fondo se veían ellos- Pero …la cámara no se veía! ¿Cómo podrían estar tomando la imagen sin cámara, o con cámara invisible o demasiado chica para….? Fue inútil agudizar la vista porque aparte de no ver nada, tampoco era necesario que las cámaras estuviesen ya que ahora en el televisor se volvía a ver el final del capítulo anterior de “La comedia de Manuel”, con el actor principal cambiado por un rubiecito medio tonto.

-Me gustaba más el mulato anterior –opinó la Magda.

En cambio Manuel estaba poniendo atención en lo que contaba la historia. Claro. Un baile siempre va a ser un baile, no una cosa que pudiera dar pie a la discusión. Pero de todos modos, ponía atención en los diálogos y en el loquito que hacía el papel de Cholo. ¡Un actorazo!

-Parece que respetan bastante la manera de pensar y de hablar de cada uno –fue la opinión final de Manuel…

---------------------------------------------------------------

El lector o el teleespectador podrá pensar que también manipulamos dentro de la cadena de las bolas, las opiniones personales de nuestros héroes sobre nuestro trabajo. Pero no. No lo hacemos y tenemos una buena manera de que no quede duda sobre este punto. Invitamos a todos los que tengan alguna afinidad con el periodismo a que escriban también una bitácora sobre la vida de Manuel y sus amigos. Nosotros se las ponemos al aire sin censura previa. Es más… si se ponen en contacto con nosotros podemos pasarles varios diques que usamos para estar prácticamente online.

Diríjanse a … http://siensiaoy.blogspot.com/ o p618hi@hotmail.com o

ELHERMANOMENOR/LASBOLAS DE MANUEL

---------------------------------------------------------------

La flaca aceptó bailar unas cumbias con el Dengue mientras los otros discutían los pareceres sobre el teleteatro. Chumbo veía que se estaba montando un aparato alrededor de Manuel como se arma alrededor de cualquier marca. Cholo replicaba que más allá de algunas coincidencias había una diferencia fundamental en el hecho de que no había ningún lucro detrás de esas imágenes.

-Pero es poder que se va juntando, Cholo. ¿No habíamos quedado en que el dinero no era más que una manera de guardar el poder para después. –Este fue Manuel, extrañamente metido hasta los cuartos en una conversación filosófica.

-Eso sí…

Ahora también Chumbo disfrutaba del pensamiento:

-Cuando se junta demasiado poder no se puede usar todo al mismo tiempo.

-Ahí es cuando se transforma en moneda.

Podría ser, no? A cada acto posible de hacer, para no hacerlo se pone un precio que termina siendo mayor que el beneficio que se iba a obtener haciéndolo.

-Si me pagas un millón no te mato (perdiendo los 800000 que me pagaban por hacerlo).

-Así en realidad el poderoso no necesita hacer nada para hacerse más rico y poderoso. Es negocio vender la inacción como única alternativa a la guerra.


(Esta es una historia continuada. Sería aconsejable leerla desde el post n. 1)

Publicar un comentario