sábado, septiembre 22, 2007

394 A FESTA DO POVO

Cholo bajó apurado la rampa y vino derecho a donde Ernesto para avisarle que lo estaban llamando desde la Facultad de Ingeniería para consultarlo por una duda que tenían sobre los monocristales móviles…

-¿Cómo móviles? No son móviles…lo que gira es la carga eléctrica!

-Como sea. Tendrías que hablarlo personalmente con ellos porque no quieren usar celulares para estos temas.

-¡Más bien! Justamente esa investigación es para lograr seguridad e independencia en las comunicaciones

-Bueno. La otra es que… -Cholo busco con la vista a Manuel- Dengue y Chumbo están recorriendo Rio Grande del Sur, Santa Catarina y Paraná. Las noticias atoran todos los canales con vistas de la gente en la calle. En Río Grande ya se proclamó la Republica Anarquista de Farrapos aunque sin ánimos de polemizar.

-¿Polemizar…? –preguntó Manuel quién aparte de no saber qué pudiera significar Farrapos, se había quedado pensando en cual habría sido el discurso de Chumbo esta vez.

Ernesto pasó la pantalla grande a la Rede O Globo que en ese momento mostraba calles de Porto Alegre cubiertas por una masa humana compacta que allá adelante y a lo lejos parecían llevar encima alguna cosa, cartel o aparato… que, ¡Bien! El zoom traía al primer plano la imagen de…¡Eran Dengue y el Chumbo que iban bailando arriba de una tabla redonda encima de las cabezas de los gaúchos! Aparecieron todos corriendo a verlos cuando ya se había armado griterío y la Magda fue la primera que por los movimientos que hacían se dio cuenta de que bailaban candombe. El vocerío de la multitud por momentos era demasiado confuso pero cuando se aclaraba se sentía que lo que voceaban era el nombre Manuel que se extendía por las avenidas y rebotaba en los edificios como las aguas de sucesivas olas que se van mezclando sobre la arena.

Se cortó la imagen apareciendo una entrevista a Lula, donde este entre chanzas decía que el pensaba que los gauchos simplemente estaban compitiendo con el carnaval de Río, aunque en invierno y que en unos días todo volvería a la normalidad… No qué tropas! No iban a hacer una barbaridad de ese calibre! Las Fuerzas Armadas no están hechas para arruinarle la fiesta al pueblo!

(Esta es una historia continuada. Sería aconsejable leerla desde el post n. 1)
Publicar un comentario en la entrada