sábado, septiembre 08, 2007

381 Adicto a la Duda

-¡Poneme en contacto con el Chumbo! –más que pedir, ordenó Manuel, colorado hasta la raíces de los pelos.

-¡Ya estás en contacto! Hablá que el programa traduce tus palabras.

-¡Chumbo, escuchame, ¿qué estas haciendo…?!

-…

-No contesta.

Ernesto se rió y le hizo señas de que bajara un cambio

-Lleva su tiempo. Cuando tus palabras aparezcan en la pantalla es que ya las transmitió.

Enseguida las palabras aparecieron. Pero no eran las mismas. Eran casi distintas “Chumbo,( “es cucha ame”=escuchadme? or escúchame?), ¿qué estás haciendo?”. Julián pregunto que mierda era eso.

-Son las dudas del programa…todavía no tiene tu léxico completo…

-¿Y por qué no repite lo que digo y está?

-Porque primero te tiene que entender para después transformar los sonidos en letras unidas en palabras, con puntuación, mayúsculas, minúsculas y punto y aparte.

-Claro no es inteligente.

-Pero aprende, cosa que nosotros…

Cuando se prendió un nuevo letrerito en el monitor ya Manuel estaba esperando la respuesta de Chumbo con más tranquilidad. La respuesta decía:

“¿Esmuchame, esmuchame, esmuchame? ¿Qué estás haciendo vos, te inyectaron otra vez?”

-No, Cholo. No es joda. En serio dejate de joder con hablar estupideces. No empecemos jodiendo para terminar en serio creyéndonos salvadores.

Ernesto casi no le deja terminar. Saltó de su silla y lo abrazó conmovido hasta las lágrimas. Manuel por encima de su hombro vio aparecer la versión retraducida de sus palabras anteriores y empujó a Ernesto junto con la silla y un grito que tuvo que ahogar para retener a Ernesto por un brazo para que no terminara cayendo. ¡Aquello era un disparate tras otro y lleno de signos y flechitas aclaratorias!

-Ernesto, por favor, pará esa máquina que está más loca que yo!

Ernesto rechupó sus lágrimas dentro de sus ojos y con mal gesto se dispuso a darle de nuevo las explicaciones al señor Manuel poniéndose al costado del monitor y comenzando por el principio del proceso de aprendizaje humano que estaba reproducido en el sistema por el cual el diccionario multilenguaje de la máquina se iba enriqueciendo con todas las locuciones que llegaran a ella por cualquier vía que fuere. Enriqueciendo en todos sus planos paralelos de análisis de los posibles significado de cada voz en cualquier idioma con enlaces a los archivos sobre variabilidad de la pronunciación de cada fonema componente de la locución analizada. ...us lágrimas y se dispuso a comenzar a analizar frente a Manuel distintas dudas que el programa estuviera mostrando sobre el significado de alguna locución que…Ernesto se sorprendió de ver pasar un scrolling contínuo de palabras y símbolos encerrados entre paréntesis o comillas y un montón de jeroglíficos. Se puso frente al monitor y se acercó para intentar entender algo de lo que estaba pasando… ¡Era evidente!

-El programa se ha hecho adicto a la duda!

Manuel festejó.

-Te lo digo en serio. Es un programa muy sensible a las oscilaciones cuánticas. Puede haber una conmoción cósmica o una pequeña pero muy cercana a los centros de toma de decisiones y entonces por breves pips de tiempo la decisión misma puede quedar dentro de los límites de la indeterminación.

-¿Y qué quiere decir?

-Que seguramente esto se va a corregir dentro de unos instantes y el programa habrá enriquecido su caudal de conocimientos.

-¿Va a dejar de dudar de mis palabras?

-Duda de todo lo que no le resulta evidente. Pero tiene varios niveles de análisis. En el último duda hasta de la existencia de la duda.

-¿Y para qué?

-Trato de lograr un verdadero programa inteligente y es verdad que junto con la inteligencia va la duda que son aspectos de una realidad más profunda que es la conciencia.

-Pero es una máquina. Nunca va a ser inteligente.

-No, por cierto.

-¿Y entonces…?

-Pero si yo le puedo dar todas las herramientas que una mente necesita para comunicarse y manifestarse plenamente, es posible que alguna mente quiera vivir dentro de la máquina o como sea.

-Y si se mete el viejo Dios o cualquier otro enemigo nuestro?

-Eso me a hecho dudar mucho. Por eso no la he puesto a funcionar al máximo. Está trabajando en bajos niveles de conciencia y de duda. Pero eso que le pasó… justo, mirá…

La pantalla mostraba las galimatías del principio pero detenidas.

-…te decía. Eso que le pasó ha sido provocado por algún accidente, tal vez a nivel de partículas, que perturbó los puntos sensibles

Publicar un comentario en la entrada