lunes, febrero 25, 2008

480 El Teclado de las Sensaciones

No, no... No lograba terminar de creerse tanta boludez! Estaba atrapado en una extraña maraña de cosas incomprensibles y le venían ahora con esa telefonista sintética! ¿Quién era el que le estaba tomando del pelo ? ¿Dios, el Diablo, o ese par de viejos mal entretenidos de su abuelo y el Germán? Le creerían tan boludo como para tragarse esa historia del señor usuario...? ¿Usuario de qué, si me lo podés explicar rubiesita platinada? Sí, vos misma, la que me acabás de leer el comunicado de la compañía administradora de los puntos. ¿Dónde te has metido...de modo que no estoy sólo... ¿estaré soñando?
-Esoy aquí... y no soy rubia ni platinada. Soy mulata.
-¿Mulata... y como puedo saber si me estás mintiendo...?
-Bueno... bastaría conque nos miráramos a los ojos.
-¿Me estás cargando?
-¿Perdón se cortó también el video?
-Qué video, yo necesito que me devuelvan el cuerpo! Lo exijo.
-También podríamos hacer el amor así en la oscuridad, yo cierro los ojos y quedamos en las mismas condiciones.
-¿Qué decís? No te das cuenta de que no tengo cuerpo, no tengo nada... ni piel para sentir tu contacto?
-Yo me encargo de hacerte sentir, dejame que te muestre...
Enseguida Manuel supo que la supuesta mulata sabía lo que decía porque... aunque resultara inexplicable empezó a sentir. Así como sentía las palabras pensadas por la vocesita, también comenzó a sentir las caricias suaves que algo como una mano espiritual empezaban a hacer sobre el alma del lugar en que antes solía llevar las costillas. Era agradable. Claro que ni comparación con una verdadera caricia, aunque.., aaah, qué hija de puta! Me está tocando todas las teclas donde se junta el placer. Lo sabe de memoria... ahora...sí, lo adivinó otra vez! Esto es increíble! Que lo hiciera con la Magda vaya y pase, porque nos queremos. Pero esta... aaah! ¡Otre vez y ahora viene derecho a... Jajá. Mi primera erección espiritual! Y si yo intentara extender el alma de mi brazo? Aaasssí. ¡Sí! Lo sentí extenderse en algún lugar que no será este pero.. hasta aquí llegó la sensación y ahora... Los dos brazos hacia adelante con los dedos buscando las sensaciones que anuncian un contacto. Eso!
Acababa de sentir que el conjunto de sensaciones que correspondían a las yemas de los dedos de la mano derecha estaban adquiriendo una distribución semejande a la superficie de una esfera blanda pero consistente y tibia... forrada tal vez por una membrana semejante a una tensa piel de mujer mulata. Enseguida las sensaciones correspondientes a las yemas de la mano izquierda imitaron las mismas informaciones aunque refiriéndose a otra esfera forrada de piel que simétricamente y a la misma altura se encontraba a la izquierda de la primera.
¡Qué bella simetría!
Pero lo principal fue comprobar que no le había mentido. Era mulata. .. Tenía una simbreante cintura... buenas caderas y unas piernas de mi flor!

Manuel se entretuvo atendiendo esas cuestiones referentes a la anatomía y fisiología de los espíritus y olvidó por completo la situación en que se encontraba, tal vez confirmando lo que alguien había supuesto. Digamos alguna persona que tuviese interés en lograr que dejara de pensar en el posible modo de salir del actual encierro. Nada es imposible aunque pueda ser muy poco probable.



Publicar un comentario en la entrada