viernes, agosto 24, 2007

371 BASTA DE FILOSOFIA

Pero no era momento de detenerse en cuestiones metafísicas, opinó Cholo con el apoyo de los otros, tenían que escribir un pequeño manual de instrucciones para el caso de nuevo ataque celestial. Distribuirlo entre las comunas, no con el afán de unificar criterios bajo la propia conducción, sino como advertencia de aquellos que ya han pasado por la experiencia. Lo principal, guardar las bolas bajo tierra en alguna cavidad natural o artificial que también pudiera servir de refugio a la gente. Segundo que en caso de enfrentamiento inevitable se maniobre constantemente para desconcertar a los ángeles que son obcecados y torpes e incapaces de un giro imaginativo. Tercero…Y todo por el estilo, no más de diez recomendaciones que pudieran ser estudiadas por todos a partir de la entrega de las bolas que se le adjudiquen a cada comunidad.

Manuel miró sonriente al Cholo cuando este terminaba de hablar. No era necesario decirle que se reía de la trampa en que uno cae siempre que se pone a pensar cómo lograr que cada quién actúe libremente. Ya le había pasado y a su modo solucionado mediante el tramposo método de separar los temas y resolver cada uno según su leyes para juntarse al final con un resultado que es lo que importa si es que después de todo empiezan todos a ser más libres. Que era la meta. (Ahora por ejemplo)(Me parece que están actuando más libres que cuando empezamos)(Me acaban de hacer callar la boca y con toda naturalidad han resuelto cómo vamos a pasar a ser consejeros de las comunas al menos en el tema de seguridad cósmica)

(¿no era lo que querías acaso?)(Que yo dijera libremente lo que me parecía…) (Ahora…¿si a mí lo que me parecía era que teníamos que guiarnos por tu criterio?)(¿Eh?)

(Estás aprendiendo)

(Je, je, te estamos obedeciendo)

(Ah, qué amigo¡! Esas armas no se usan entre amigos)

(Nooo, era una broma. Pero… te das cuenta de que estamos telepateando sin estar dentro de una bola?)

(Sí…)

(Seguimos evolucionando?)

(Yo qué se!)

(¡No! No te sigas haciendo el vivo!)(Al menos conmigo)(Vos sabés mucho más que lo que querés reconocer!)(Me parece que muchas cosas que te han pasado no te sorprendieron tanto como nos contás!)

(No, yo ya lo he pensado, pero te tendría que explicar esto de otra manera)

(No me lo has explicado de ninguna)

(Tenés razón, como si supusiera que vos de alguna manera sabés mucho más que lo que querés reconocer…)

(Ja ja ja. ¡Que hijo de puta!)

(Todo bien con vos Cholo)(Estamos metidos en un juego apasionante)(Lástima que me quedo sin tiempo para estar con la flaca…)

(Y no me vas a contestar sobre que vos sabés mucho más…)

(Bueno mirá)(Yo creo que en realidad no se un carajo de nada)(soy así como siempre me conociste)(Pero)(al mismo tiempo)(…)(soy una cosa extraña que resulta haber sabido lo que en cada momento estuvo seguro de no saber!)

(Mirá vos!)(Estaría bueno hablarlo con Vittorio)

(Para que vuelva a revisarme?)

(No por esa teoría que quiere redondear sobre los mecanismos que se pueden manejar para manejar la mente)(Porque, claro, cuando nos metíamos en el punto, cual era la orden que les dábamos a nuestros cerebros…o mentes…)(Y si podemos darle una orden al cerebro o mente, con que parte de nosotros le damos esa orden)(No es el cerebro o mente)(Somos nosotros, que estamos afuera del cerebromente)(El cerebromente no somos nosotros) (Y…nosotros no somos el cerebromente)

(Sí, pero…. No era que no había tiempo para filosofar?)

(Esta es una historia continuada. Sería aconsejable leerla desde el post n. 1)
Publicar un comentario en la entrada