lunes, mayo 21, 2012

891. APAGÓN

INTERRUMPIMOS LA TRANSMISIÓN 
POR RAZONES INEXORABLES

A partir de este momento y hasta nuevo aviso todo lo que aparezca en las sucesivas líneas de texto (o imagen), dejará de estar referida a la historia de Manuel y de sus bolas, para pasar a ser simplemente la opinión del grupo de personas que trabajamos para que en cualquiera de los formatos posibles, siempre llegue nuestra historia en tiempo y forma a nuestros queridos seguidores..
...pero hete aquí que azarosas circunstancias nos impiden asegurar, por el momento, que la historia que le estamos contando sea siempre la misma. Acaba de producirse una notable alteración en nuestro panel de monitoreo de resonancias. Nuestras brújulas, por decirlo así, se volvieron locas por un segundo y...Claro que todo ha vuelto a la normalidad, pero de una forma absolutamente imprecisa.

No sabemos en qué "normalidad" hemos anclado. 

Completamente honesto sería reconocer que otras veces nos han sucedido percances semejantes. Varias. Aunque nunca nos habíamos detenido a considerar todas las enormes consecuencias que pudiera tener el más mínimo error que se cometiera en el momento del acople. Las historias, queridos humanos, tienen tantas ramificaciones como pelos han tenido en vuestras cabezas. Cada ramificación contiene todas las posibilidades  que quedan abiertas de entonces en más. Algunos finales de historia prescinden de ningún parecido con la historia que conocemos. A medida que la historia va avanzando a través de las posibles ramificaciones se va diferenciando de todas las que se ramificaron en la misma parte del relato.

Si nuestros acoples han sido en algún momento errados, aun cuando ese error fuera de ínfima cuantía bien podemos haber contactado con una ramificación que corría en paralelo a la nuestra a muy corta distancia. 

En ese caso lo que se siga contando desde  este estudio será, no las historia de las bolas de Manuel, sino una  formada por trozos de distintas variantes de esa historia. Una especie monstruo de Frankenstein literario.


En cuanto a las razones de estos fallos es un tema en el que, por el momento, preferimos no profundizar.

                                                                                                                                                                            votar
Publicar un comentario