jueves, mayo 17, 2012

890. Cabeza ovoide

 Dengue levantó un poco más la cabeza y afinó los ojos como solía hacer estando sano,  aunque ahora se perdieran (los ojos) como hundiéndose en un horizonte  extraño.
Cabeza ovoide y angosta que se concreta en una pera bastante fina. Rostro lampiño y oscuro con pequeños brillos tal vez de sudor. La losa de sus ojos escondida. Esa expresión extrema de alguien que no logra del todo establecer comunicación con la realidad.

Movió los labios como si dijera la palabra amistá. Calló y enseguida dejó caer las lágrimas.

El auto desembocó por Aerosur en Gianastasio.
Pasaron  frente a la farmacia de don Miguel.
Continuaron rumbo a El Bosque.
K-20
Entraron hacia el norte luego de haber hecho una maniobra incorrecta.

Manuel apretó significativamente el brazo de Dengue.

Traspasaron el portal de Los Dogones.
El auto se detuvo.








                                                                                                                                                                   votar
Publicar un comentario en la entrada