miércoles, mayo 16, 2012

889. ¿Conocés la historia?

Para el alcalde fue suficiente, se lo dijo con una mirada a Ernesto y éste a los otros. con palabras.

-Tengo unas habitaciones en mi casa y una enfermera todo el día que cuida a mi madre...

A Manuel le comenzó a girar la cabeza tirando relámpagos, era la primera vez que veía  un exacto paralelismo entre dos mundos. Con ligeras diferencias que se iban compensando hasta llegar a la confluencia. Qué notable!

Iba a seguir el asunto de cerca para saber cuales serían las cosas repetidas y cuales no.

¿Habría también en este mundo una galería subterránea debajo de la casa de Ernesto?
¿Habría tucu tucus mutantes viviendo en ella?

El grupo volvió sobre sus pasos sobre el pedregullo suelto del espacio entre los barracones, hasta el auto del alcalde. Al sentarse de nuevo en aquel interior todos a su modo sonrieron, hasta Dengue que dejó para ello de rascarse el hombro derecho levantando los párpados para observar a todos y cada uno.

-Amistá

-Nos olvidamos de pedirle a él el consentimiento,- dijo alguien. -Ahora lo está dando.

Eso pareció porque en seguida Dengue se lanzó de lleno a la conversación entreverando todos los términos "plancha" de su repertorio con las palabras normales que hablamos los bien educados, hasta comenzar a saturar el ambiente. Expresaba agradecimiento y escondía un fondo de vergüenza. Se reiteraba con su Amistá constante, que pronunciaba de golpe con sonoridad metálica casi a los gritos mientras sus oscuros ojos se escondían entre los párpados.
Confesó saber exactamente lo que estaba ocurriendo con él, y no haber podido evitarlo. No poder evitarlo le producía un desánimo tal que para superarlo recurría a volver a empezar. Pero que él era capaz de llegarlo a dominar. Pidió un poco de paciencia. A cambio  les podría contar todos los días un capítulo de un historia muy entretenida llamada -aquí se rió descaradamente- "Las Bolas de Manuel"

Manuel saltó como con un resorte.
Claro que había estado allá, ahora bien, ¿cómo saber si habían estado alguna vez, los dos al mismo tiempo, en el mismo Universo?
Sonrió diplomáticamente

¿Ah, conocës la historia...?


                                                                                                                                                                            votar
Publicar un comentario