domingo, noviembre 18, 2007

434 LOS HERMANOS SEAN UNIDOS

De pronto un criollo entrerriano
hizo señas de parar.
Dos cosas quería aclarar,
como lo hace el payador,
que habla sin ser dotor
pero cree en lo que dice.

Una cosa es la bandera,
Ese trapo tan bonito
Que ofender no me permito
Aunque haga alguna broma
Sus colores son aromas
Que se huelen dende lejos.

Otra cosa es la gente
que bajo bandera habita.
Que sufre ama y que grita,
sin mentir un sentimiento,
flameando en el mismo viento
que a los vecinos agita.

La gente es toda una,
a los dos lados del río.
Unida por amoríos
que las barrancas no atajan,
se mezcla como baraja
pa defenderse del frío.

Los hermanos sean unidos,
porque esa es la ley primera;
tengan unión verdadera
en cualquier tiempo que sea.
Porque si entre ellos pelean
los devoran los de ajuera.


(Esta es una historia continuada. Sería aconsejable leerla desde el post n. 1)
Publicar un comentario