sábado, julio 01, 2006

17 - Oesterheld - Ernie Pike

De pronto se dio cuenta, lo recordó de golpe. Volviendo de un olvido inexplicable estaba otra vez allí aquella cara, esta cara que veía en la revista. ¿Cómo podía haberla olvidado?! Por supuesto que el narigón de la solapa era Ernie Pike el cronista de guerra. El le conocía de muchos años, de cuando iba a la casa de su abuelo y le asaltaba la piecita del fondo donde el veterano guardaba cajones llenos de revistas viejas. Hora Cero, Frontera, Rayo Rojo, D'artagnan... Su preferida siempre fue Hora Cero, tal vez por los dibujos de Hugo Pratt, aunque también dibujaba en Frontera...Pratt era un genio aunque había otros...Oh, ahora recordaba a Brescia! Otro genio y además uruguayo...¿Cómo pudo el por un momento olvidar todo aquello! Tan entusiasta se había hecho de las historietas en esa época que soñaba con dibujarlas, con estudiar dibujo, que su abuelo le animaba y le felicitaba por cada nueva copia que hacía del sargento Kirk o de los indios remando en las canoas (su escena favorita)....Manuel fue entonces, pasando otra vez las páginas, una a una hacia atrás y las emociones una a una volvían a tomar vida. Claro, Ernie Pike, el narigón ese aparecía poco en los dibujos porque era quién presentaba la historia y a veces al final hacía un comentario. Pero las historias eran...sí, siempre de guerra, de la segunda guerra, aunque las guerras no tienen número. Siempre hay guerra! Hasta en el Uruguay hubo guerra y no hace mucho! Porque lo de los tupas había sido una guerra contra...¿Contra quién era que peleaban los tupas? Contra Pacheco...No. Cómo iban a hacer una guerra contra un sólo tipo...Lo hubieran reventado enseguida! Contra los ricos...No, tampoco. ¡Puta! Iba a tener que preguntarle al Cholo. Ya se imaginaba la cara del Cholo cuando le preguntara! Porque ya le había preguntado cosas así varias veces y el Cholo le volvía a explicar aquello de que una cosa es el socialismo y otra distinta el comunismo porque... Aquel día en el comité de base que le explicaba esas cosas y pasaba la flaca Magda que él ya conocía y ella revoloteaba por alrededor y el Cholo seguía y el se olvidaba y la flaca volvía y el olfateaba en el aire un no sé qué con las narinas agrandadas y gotitas sobre los labios. Y todo eso que me decía el Cholo. Pero los otros al fin ganaron y los cagaron a todos, pobres y los metieron en esos tubos...Claro que ahora están en el gobierno y...al final quien fue el que ganó? El Mujica ese, por ejemplo, qué viejito zorro! Que él había votado...¡Su primer voto! Y que volvería a votar porque...¡No iba a votar a los ricos! Bueno pero me voy a tener que bañar-se dijo- porque estoy hecho...No que voy a estar hecho si hoy me bañé. Y sin embargo tenía la sensación de estar sucio. Se revisó y se olió...-A ver...No, estoy limpio. Hasta buen olor tengo, guachito divino que soy!-Se levantó del water, se enderezó y se siguió mirando con desconfianza, porque la sensación de estar sucio le continuaba y hasta le molestaba. Se revisaba las bolas y se pasaba los dedos por ellas que después olía, se revisaba de la misma manera los sobacos y metía la nariz cuanto podía bajo el brazo...Nada.-Maniático a los veinte años! Mirá cuando tenga la edad de Mujica! Bueno, tirá la cisterna y dejate de joder que...Ah, la cisterna, sí que le tengo que sostener el fierrito hasta que desagote y llene que si no la mierda esta no carga. También a quién se le ocurre hacer una cisterna toda de plástico! Claro y yo voy y la compro! Bueno... Toalla limpia tenía y champú...por si llega la flaca que hoy es posible y no estaría mal porque ando...claro. Hoy en el patio arreglando la pastera, ja daba vuelta la cabeza para el frente a cada rato confundido por las moscas que volaban, sí mi cabecita vuela...es que la flaca me tiene loco. A ver sí tengo otro calzoncillo limpio, amarillo también. Qué maniático que soy, me cago en dios. Y olvidarme de Ernie Pike! No ves que me estoy poniendo viejo a los veinte años! ¿Y ese ruido...será...? No, que boludo! Es que la flaca...Me chupa y me chupa y yo cada vez quiero más...
Publicar un comentario en la entrada