jueves, octubre 13, 2011

839. La Suiza del Universo.

En casa no había nadie. Puertas y ventanas abiertas decían que habían salido para volver enseguida. Un juguete de Ulyces en la bañera -concretamente un pescado de goma pintada- ,que antes de salir la flaca había bañado al niño. El olor reinante y remanente, que habían estado comiendo tortas fritas.
En la cocina, sobre el fogón se veía un colador de fideos repleto de ellas, doradas y aun bastante tibias. Por la ventana nubes grises tapaban el cielo del lado este. Por lo demás silencio.

Se sentó en el taburete verde habiendo llevado el colador a su derecha sobre la mesa. Extrajo una torta y la levantó ante sus ojos para volverla a ver tan igual a aquellas otras que siendo niño había levantado de la misma manera para volver a hacer girar entre los dedos, figura cambiante, sobre el color de la pared del fondo que seguía siendo el mismo. También él. El mismo que antes u ahora lo hiciera, sin importar la dimensión Tiempo. Cambiando un almanaque por otro vaya a saber usted, si en el sentido creciente de los años, o el decreciente. Lo mismo. Como si nunca hubiese salido de aquella habitación y todo hubiese sido imaginaciones y caprichos del pensamiento. Como si el pasado estuviese presente y viviente junto al futuro. ¿Cómo podría ser...?

Así estaba, poseso o poseído por el sortilegio de la torta giratoria, de boca abierta y como mirando desde abajo algo que se encuentra un poco más arriba, cuando llegó precipitadamente la Magda que arrastraba el bracito estirado de su hijo.

Se le cayó la torta entre las risas nerviosas y las babas de Ulyces sobre la cara.

-Estoy bien. Me raptaron pero no me hicieron nada.

Ella había estado casi esperando que sucediera algo así desde el día que había empezado a pasar el personaje aquel.

-¿De qué bando son...?

En realidad no sabía contestar esa pregunta.

-No sé... Pero quieren que las cosas del cosmos no aparezcan actuando por aquí. Como una Suiza del Universo, je.

-Pero por qué te raptaron y después te soltaron?

-No. Me escapé. Me han de andar buscando,,,

En realidad era urgente tomar algunas medidas de precaución.

-...todos estamos corriendo riesgos.

Hasta era posible que tuvieran que abandonar la casa.

-Vamos a cerrar las ventanas y la puerta.




Publicar un comentario