miércoles, julio 29, 2015

977. Eso es una bola !

Las flores cerraron sus cálices. Las plantas labiadas callaron: Había terminado el peligro

Así que... los dos pensaron lo mismo. Volver a la casita, que después de todo, aunque estuviese en el segundo tiempo de un Universo desconocido, seguía siendo  de ellos y estaba llena de cosas normales como la pobreza y el amor... Pero por la puerta de la casa mirando hacia afuera vieron como algo redondo forrado de papeles rajados acababa de aparecer, aparentemente desde arriba... Manuel gritó "Eso es una bola" y corrió a zancadas como loco, hasta la puerta, porque en la puerta justo se topó con una muchacha terráquea que parecía querer entrar

--Hola...perdón...es que... Pero pase, pase, usted venía saliendo...
--No es nada, ejem, pero --Manuel solo trataba de mirar hacia afuera para ver la bola-- si me permite, eso... eso que está ahí...usted lo vio bajar...?

La muchacha se rió todavía un poco confusa.

--Sí, la vi bajar desde adentro... yo vine en ella... me llamo Ana.
--Ah, bueno, y yo Manuel, pero... ¿Cómo... ¿de dónde la sacó?

Ana se puso toda colorada.

--Y eso que importa...?
--Porque esa bola no es suya y a no ser que alguien se la haya prestado... --iba caminando hacia la bola seguido de Ana dos pasos más atrás.--Oh, si la reconozco por las hojas de votación conque está calafateada, del año... ¡Pobre mi bola, está hecha guasca!

Ana se puso más nerviosa aun.

--Entonces usted es... Manuel, pero Manuel Aquelarre...?
--Un servidor! ja ja. Manuel Espartaco Mandinga Goiticoechea, antiguamente apellidado Aquelarre por voluntad de su madre... ¿De dónde sacaste la bola, Ana?


 
Publicar un comentario en la entrada