lunes, octubre 05, 2009

742. Geometría Descriptiva

Un razonamiento elemental le decía que si ves aparecer un carpincho de la nada, especialmente si  el animal, aparte de mirarte a los ojos te saluda en perfecto castellano... estás loco. Completa y rematadamente loco. Por lo tanto... Y aunque el otrora amigo Bermúdez, porque como amigo le estaba tratando de tranquilizar, dijera las cosas consabidas que nunca se creen, supuestamente objetivas, sin dejarse impresionar por las apariencias.. Otrora amigo, sí, porque a partir de esto... ¿Cuantos y cuales de sus antiguos amigos tardarían más de veinticuatro horas en aconsejar su internación, lisa y llana, en el manicomio más cercano? Y abandonarlo allí entre iguales, napoleones y sabios, ángeles, profetas y hasta peligrosos asesinos seriales... Debía ser una cosa genética, sí, seguro... Porque su madre primero y también su padre... Aunque fueran locuras distintas... de alguna manera se habrían sumado, volviéndose una tendencia incontenible.

Pero el doctor Bermúdez volvía a insistir.

-A ver Ernesto... Contame con calma lo que te ha ocurrido... Por favor, sacá un poco la cabeza de ahí y contame...

No, él no quería volver a ver nada del mundo. Porque el mundo seguramente se iba a transformar ante sus ojos y... ¡Ah! Otra vez le venía la idea, la idea que no debía pensar, que no debía. ¡No! No debía pensar que el animal...No, no debía pensar, no pensar más que en no pensar. Pensar solo en no pensar. Pensar un no pensamiento, vacío, una luz, ni tampoco una luz, porque la luz, ilumina y uno puede llegar a ver. Mejor no luz, mejor oscuridad y no pensar, pero tampoco oscuridad, porque en la oscuridad ¡No! ¡No!

-¡No! ¡No! Te digo que no. No me vas a hacer pensar. Ni sacar la cabeza de aquí. Eso es, que no me la vas a hacer sacar.. -gritaba- ...Nunca! Nunca más voy a sacar la cabeza de acá, ni voy a mirar para ningún lado, ni me vas a hacer hablar de otra cosa que no sea que yo nunca voy a sacar la cabeza de aquí!!!!
-Bueno contame desde ahí, entonces...
-Que no te he dicho! Porque yo no he visto nada, ni me ha pasado nada, aparte de que no quiero sacar la cabeza de acá. Y siendo como soy una persona mayor de edad puedo hacer lo que se me antoje, como quedarme todo el tiempo con la cabeza metida en este arbusto y no contestar más preguntas que las que a mi se me antoje... por muy doctor que vos seas y muchas preguntas que me quieras hacer. Eso es, aunque no es que me moleste, sino que... Hasta me gusta que preguntes cosas, a ver... cosas difíciles, me podrías preguntar si es que te empeñas a quedarte ahí, por ejemplo... ¿Podrías preguntarme algo verdaderamente difícil?
-¿Preguntarte algo difícil...? ¿Como qué...?
-Un teorema, por ejemplo, de esos que uno estudió en el liceo y enseguida se olvidó. De esos de geometría con letras A, B, C, para los ángulos y otras minúsculas, a, b, c para los lados de la figura en la que uno tiene que demostrar alguna propiedad extraordinaria, que se cumple sólo cuando entre esos datos a su vez se cumple otra particular relación matemática, o espacial, o lógica... no se si me entendés....
-Y eso está relacionado con la causa de tus temores..?
-¡No! No me hables de temores. Yo no tengo ningún temor. No existen los temores. No existen. Hablame de geometría, por favor. ¿Me podés hacer preguntas sobre Geometría Descriptiva?

Publicar un comentario