lunes, junio 29, 2015

961. Es Manuel una reencarnación?

 Desatado el nudo comenzó  la verdadera bienvenida. La tradicional, esta vez justificada por estar recibiendo a dos personas que no habían apoyado nunca sus pies en otro mundo: Magdalena e Ulyces. El niño, más contento que perro con dos colas, pronto se desapareció de la vista entre aquellos matorrales color turquesa en cuyas ramas se escondían extraños y simpáticos especímenes de variada catadura pero todos amigables. Magda, a la que se dirigían la mayor parte de las explicaciones sobre el lugar y su naturaleza, iba poco a poco relajándose y aceptando que aquello también pertenecía a la realidad. Ya se había liberado del temor de que Manuel estuviese loco, ahora también perdía el de estarlo ella. No obstante quiso aclarar algunos puntos...

--Estoy entendiendo que ustedes creen en algo así como la reencarnación... pero con algunas diferencias. Por ejemplo parece que Manuel se reencarnó en el mismo Manuel.

Contestó Abelardo.

--No... es decir: yo  al menos no se si existe la reencarnación. Si existe no ha de ser inmediata o tal vez... no se produzca en todas las personas una vez muertas en su mundo particular... Yo, por ejemplo me morí ya hace años según el calendario del mundo en que vivía... y estoy aquí siendo el mismo viejo decrépito que era antes de morirme... no se.... Pero Manuel no se reencarnó en Manuel... El que ves ahí a tu lado es otro, perdón si te lastimo, pero esa es la verdad.
--Pero cómo va a ser otro si es idéntico en todas las cosas, no sólo en la apariencia!
--Naturalmente que es idéntico, en el fondo es la misma persona, pero... la diferencia está en que han tenido muchas o pocas experiencias distintas.
--Muchas o pocas?
--Sí, no podemos saber cuántas experiencias han sido distintas, pueden ser muchas o muchísimas pero... también podrían ser pocas.
---Y eso que...? esa suma y esa resta qué significa...?
--Significa, muchacha, que los humanos nos movemos mentalmente en continua referencia a nuestras experiencias. Al historial de nuestras experiencias. A nuestra memoria, Si la memoria es distinta nuestra mentalidad también lo será, en alguna medida, porque habremos hecho operaciones mentales distintas para resolver situaciones también distintas. Una vez que uno se acostumbra a razonar con un cierto estilo, tenderá a seguir haciéndolo del mismo modo. También a raíz de algunas experiencias no compartidas, alguno de los dos puede haberse hecho la trampa de adquirir una manía... una manía es la caricatura de un razonamiento...


 
Publicar un comentario en la entrada