sábado, abril 25, 2009

682. Verdad o mentira

¿Y si efectivamente fuera imposible salirse de este mundo? ¿Si estuviese condenado a permanecer en este lugar plano, especie de pampa de pocas dimensiones poblada de gentes acordes y noticias grises? ¿Si no quedara otra alternativa...?Rodeado de amor y amistad, sin embargo. Porque aun creyéndole loco le rodeaban de atenciones. De atención... Claro, precisamente por creerle medio loco, o extraño... novedoso. Eso.
Dentro de todo los tipos saben vivir. Siendo generosos con los sentimientos aunque les rodee un mundo egoí­sta. Y rescatando cualquier chispa de novedad, como la de un loco que aparece diciéndose habitante de un mundo paralelo... No es que no me crean. Es que simplemente no creen que una historieta como la del Eternauta pueda ser otra cosa que un rato de entretenimiento para esperar la cena o el sueño. Claro. Para quien nunca a tenido la experiencia de volar con la sóla fuerza del pensamiento...
Acaso él mismo habí­a tenido otro tipo de vida y horizonte hasta el preciso dí­a en que aparecieron las burbujas en el piso del baño?
-Sí­, era muy parecido.
Idéntico, digamos.
-Además... viviendo la continuación... de...
La misma historia.
-Eso. Porque yo podría ser el mismo que era antes de ese momento... sólo que ya no estaban las burbujas, ni...
La verdadera historia?
-Pero entonces yo no serí­a yo...
Sos el yo que sustituyo al anterior pero que ha vuelto al punto de inicio para continuar la misma historia.
-Que ya no puede volver a ser la misma.
Porque ahora vos sos distinto. Tenés otras experiencias...
-Pero y el otro?
El otro es el que se fue y en otro mundo fue líder del movimiento anarquista universal. Viniste a continuar la historia de Manuel 7, para que no quedara trunca, solo que... ya no se puede continuar. Esta es otra historia.
-La condena de Satanás. No dejarme salir de este corral.
Bueno... Toda estrategia tiene sus fallas. Fijate que no ha logrado confundirnos demasiado...
-----------------------------------------------------------------------------------------.
A todo esto a Manuel le dio un beso Magdalena con sus labios increí­bles entre risas sobre vaya a saber uno qué conversaciones. Que las habí­a en derredor. Comparaciones entre la psicología­ y la artesanía­, con sus distintos vericuetos y afirmaciones un tanto dogmáticas, a cargo de Margarita Goiticoechea, entre risas. La artesanía, especialmente aquella que elabora pequeños colgajes destinados a embellecer la figura femenina, a cargo del licenciado don Vittorio Giorgionne y Obes sin dejar de brillar sus achinados ojos tras los lentes. Las risas, solamente de Magdalena, solamente risas hasta que quiso decirlo.
-Yo creo su historia.
Publicar un comentario en la entrada