jueves, julio 26, 2012

914. Pero Además

Pero además...

...nuestras emociones no serían nuestras! Serían... del Espectador. Ese sujeto misterioso que tal vez ha pagado una suma importante de dinero para poder disfrutar viendo y sintiendo por todos los poros como que es uno mismo con nosotros, es decir nuestro personaje... y nosotros vendríamos a ser él... porque suyas son las emociones que sentimos... mejor dicho somos nosotros, el Espectador, quien se emociona identificándose con el personaje que creíamos ser.. El personaje está pergeñado en la obra. Nosotros le hemos llenado de vida.

Y sin embargo...por cuál razón sabemos tanto sobre nuestro personaje y nada sobre nosotros mismos. Sólo sabemos aquello que hemos recogido del libro o de la obra esa multiforme...

-Será porque estamos demasiado concentrados?

-O porque recordar quienes somos nos quitaría gran parte del placer de la lectura?


     



                                                                                                                                                                  
Publicar un comentario