martes, agosto 04, 2015

979. ((holaaa...))

Pero antes tendría que probar la bola en vuelo, no fuera cosa que... porque pensaba llevar a Magda y Ulyces y la nave parecía tan deshecha que... aunque no fuera la apariencia lo más importante, pero igual... existía el riesgo de que al estrellarse en la quinta de Ana la estructura misma hubiese... que  en estado normal nunca le había parecido muy fuerte... en realidad... nada fuerte! ... que si podía cargar cosas arriba era por la mera magia de las dimensiones... que si no...!?

Se lo explicó más o menos a la muchacha y fue a avisarle a su familia lo que pensaba hacer antes de llevarlos a todos al encuentro con el otro Manuel, el que había sufrido el accidente aéreo.
Magda le miró como pato al arreador. Le parecía mala idea esa de levantar por los aires al niño, en ese armatoste descangallado. Así lo dijo. Y Manuel, que por eso él iba a probar la bola antes, si le descubría cualquier falla...--je je, si descubro alguna falla tal vez no vuelva, je je-- Con la risa disimulaba que se había dado cuenta de que la flaca otra vez tenía razón. Al peligro de alguna falla en la bola (muy pequeño por cierto) había que agregarle el peligro de que los ángeles o algún otro enemigo le estuviese rastreando. Eso habían dicho Abelardo y Germán.

--Ahora cuando vuelva lo hablamos, flaca.

Salió hacia su bola como un piloto de película, salvo que sin casco ni traje presurizado. Abrió la portezuela, con cuidado de  no perforar la cartapesta con los dedos y entro apoyándose en los refuerzos que conocía de memoria hasta el centro resonante, ese en el que todo lo que se piensa resuena. Pensó;"hola".

--((holaaa))--




Publicar un comentario