jueves, agosto 13, 2015

982. ¿Me entienden?

 Manuel hizo que la bola oscilase lentamente a dos metros sobre la cabeza de Ulyces, allá adelante, para después descender en mute sobre el terreno
 Ulyces pareció sorprendido, al principio, pero cuando vio a Manuel, que aparecía de entre los colgajes de papeles, se levantó del suelo y corrió a abrazarle...
--Qué lindo auto... es tuyo?-- le preguntó.

Manuel se lo cargó en hombros y a zancadas, como canguro contento, fue unos metros más hasta donde las dos muchachas esperaban al piloto. Sonrió antes de hablar y bajarlo a Ulyces de los hombros. No era capás de disimular el contento y por eso reía sin quererlo, ya que tratándose de la seguridad del niño había que ser un poco serio. Dijo...
--La bola está destrozada por fuera... pero por dentro...como por dentro no tiene casi nada-- largó la risa --no se puede romper, como es lógico. Vuela que es un águila, aunque con mucha más agilidad-- y se tocó con un dedo la cabeza-- es que la bola vuela con la mente... es como una mente, que se comunica con la del piloto... aunque tal vez las cuerdas,,, si claro! Han de ser como un aparato de comunicación.... de resonancia!
--¿Me entienden?


Publicar un comentario en la entrada