miércoles, agosto 05, 2015

981. Mientras...


Mientras tanto Manuel agotaba las fantasías de su niño interior haciendo piruetas con la pobre y desvencijada bola, abajo también ocurrían cosas...
Algo así:
... a la espera de la prueba... la linda tarde (o mañana?) pedía unos mates al sol, Ulyses jugaba por allí cerca y los rodeaba una cierta paz...como el silencio perfecto que se recuerda al escuchar un fuerte sonido. Llegó un viento un poco raro, como conocido. Magda sobresaltada preguntó a Ana:
--¿Escuchaste eso...?
Ana dijo...:
--Ah si, son las voces de los antiguos...
--Los antiguos qué?
--No se, pero que son más antiguos que nosotros es seguro.
--Y qué dicen los Antiguos...?
--Dicen que está todo ok...que es bueno que vayamos todos en la bola...
–¡Pah! cómo entendés tan clarito el mensaje?
--Pasa que vivo en las sierras, y vivir en las sierras te deja la intuición como una parabólica...sobre todo a las mujeres y sobretodo en luna llena...

En eso vieron la panza blancuzca de la bola sobre sus cabezas, descendiendo en cámara lenta y con toda educación.




 
Publicar un comentario en la entrada