jueves, mayo 28, 2015

953. Miradas

...los verdaderos.
Porque aunque fueran tan parecidos... Hay algo que... Había algo que se sentía. No con ningún sentido de los conocidos, tal vez con otro... o directamente con el alma, si es que existe...
Porque unos ojos que te miran no son siempre unos ojos, o mejor... atrás de esos ojos...¿qué hay? Una persona única e irrepetible que tampoco depende de la apariencia. Es. Y ese ser te mira desde adentro, de una manera que es sólo suya. Nadie te puede mirar como esa persona, aunque sea idéntica en apariencia. Y a nadie va a mirar como te mira a vos. Porque toda mirada es un intercambio y está formada por los dos.

Levantó la mirada Manuel, hacia la noche que les rodeaba, las mortesinas luces de las ventana vecinas y más allá adivinados techos de las casas y los oscuros bultos del monte cercano. Levantó más y vio el cielo, ahora estrellado... No creía posible salir de eso para buscar su verdadero mundo, el de sus personas queridas verdaderas... aunque...


 
Publicar un comentario en la entrada