martes, junio 10, 2014

937. ¿Cómo explicarle...?

Salieron muy lentamente del montecito pareciendo no importarse del aguacero. Crujían mojadas ramas bajo los pies que antes de pisar se elevaban de manera bastante torpe. Les esperaban sobre el balastro inundado de la calle, los otros de la reunión en abanico, pero primero la flaca Magda, una imagen derretida por la lluvia y por las lágrimas. Lloraba en silencio de brazos caídos
Manuel llegó a ella y ahora sí tuvo ganas de abrazarla, y lo hizo, aunque con el nudo en la garganta de saberse otro que el que esta muchacha amaba... y de no poder explicárselo! ¿Cómo explicarle ahora en medio de la otra gente y debajo de la lluvia torrencial que él no era él ni ella la misma ella? ¿Que lo mundos  paralelos,que son réplicas inexactas de este mundo, contienen más o menos a las mismas personas que hay acá, pero desconocidas entre ellas? No sabría ni por dónde comenzar con tal explicación... Ni si tendría algún sentido... porque tal vez todo, por muy real que pareciera, no era más que una inmensa ilusión.

  --No te preocupes...
  --...¿pero qué... te pasó...?
  --...nada...mi mente no anda funcionando bien... no te preocupes, en un rato se me pasa... ja
  --...parecías tan raro...!
  --Bueno, Flaca,...yo siempre he sido raro.
  --Nooo... no así.

Los otros se había venido acercando y formaban ya un círculo estrecho. Cholo tomó la iniciativa de invitar a todos a entrar de nuevo a la casa. Comenzaron a desfilar como en un cortejo fúnebre y cuando llegaban al borde del alero del rancho... agachaban la cabeza para pasar y recibian un chorro de agua fría que caía sobre las nucas y se iba por debajo de las ropas.
Publicar un comentario en la entrada