lunes, abril 16, 2012

878. La Liberación de los Chanchos

 Claro que de todos modos  al otro día salió en busca del Dengue. Averiguó de paso con Luque que ya no había etado viviendo con sus parientes, los criadores de chanchos, sino al menos desde unos tres meses a esta parte, se había estado instalando en alguna esquina a hablar solo o con quien quisiera escucharle, de extraños seres de otros mundos que volaban en huevos de papel al son de grandes cuerdas de guitarra. Por eso sus tíos no le habían querido tener más bajo su protección. Les había "liberado" los 25 chanchos luego de muchos intentos de dialogar con ellos y escarbado el terreno en busca de tucu tucus, que no habían, pero que él oía resonar bajo su culo cuando se tiraba a la sombra, cansado de que los chanchos no le entendieran. 

No, nadie le había visto desde hacía días. Pero si se había escapado seguramente habría sido para salir en busca de pasta base .

-Allá doblando en el kiosco hay una boca de pasta. Fijate si no anda por ahí.

Manuel fue sin ninguna convicción, demasiado preocupado ahora con la posibilidad de que fuese el mismo Dengue que le había acompañado a los mundos paralelos. Huevos de papel, Aunque sin desconocer que puedan haber muchos mundos similares en los que distintas versiones de Dengue hubiesen tenido experiencias con objetos voladores ovoides bastante parecidos entre si. ¡Pero, de papel! ¿A quién más que a su abuelo Abelardo y a él, muchacho crédulo y sonámbulo, se le pudo haber ocurrido en cualquier mundo de los posibles, enseñar y aprender a fabricar tamaños mamotretos sin sentido? Porque con un poquito de sentido común hubiese bastado para desechar la idea por absurda! Ninguna otra versión de su abuelo muerto y de sí mismo pudiera haber inventado tan grande patraña que a la postre funcionó... en ese mundo tan especial donde la gente era capáz de organizarse espontaneamente y producir una revolución ácrata. Un mundo donde se puede usar la telepatía y bombardear un país con ideas. Ja ja Qué mundo tan interesante!
                                                                                                                                                                   votar
Publicar un comentario en la entrada