sábado, septiembre 12, 2009

735. Dejate de Joder

Con todo Ernesto se acercó poco a poco, casi como no queriendo ser observado, por los muchachos o... por aquello que no se atrevía ahora a volver a enfrentar de ojos abiertos. Esas telarañas brillantes que un momento antes... ¿No serían naturales? Brillando acaso por el ángulo justo de la luz incidente que fuera reflejada hacia algunas posiciones... No. Allí estaban otra vez las líneas iridiscentes, suspendidas sin sonido en el aire vertical y quieto. Luz. hechas de pura luz blanca parecían, sin poderse terminar de comprender qué figura era la que formaban. porque... parecían reproducir algo pero dibujado en negativo, porque las zonas oscuras, aquellas en las que casi no se veían filamentos luminosos... esas deberían ser, quizá, lo que la figura tendría de claridad.. Y lo que brillaba, tejido de miles de esas telarañas, podría ser... ¡Ya! Haciendo esa inversión de los contrastes, lo que se adivinaba era por cierto una figura como de hombre! Un extraño hombre sin cara... con escafandra y... ¡ojos escondidos detrás de un vidrio!
No quería verlo. Miró a los otros con expresión desahuciada y por dentro lamentando su reiterada condena de ser testigo de lo inefable. Tantas historias había absorbido de labios de su madre demente, en esa lengua Dogón que sin querer había terminado aprendiendo, tantas cosas incomprensibles que ella depositaba en sus oídos para que pervivieran latentes en los rincones de su cerebro... Y ahora esto.,,,

-No se asusten -comentó Manuel,- es sólo una imagen.

Cholo había llegado a vislumbrar algunas líneas cuando el fenómeno cesó. Magda y Dengue también. Solamente Rulo permanecía en sus trece chasqueando los labios y buscando un aliado con la mirada.

-Dejate de joder!

Dengue preguntó qué clase de magia era aquella.

-Lo hacés vos?

Y Magda quería explicaciones.

-Una imagen cómo... ¿Como se formó?

Ernesto Federico encaró a Manuel con adusta expresión.

-Ahora vas a tener que explicarnos todo. Desde el principio... ¿Quién sos... y qué es lo que querés de nosotros...?
Publicar un comentario