jueves, febrero 09, 2012

868. Las Huellas del fraude,

El otro no solo rió, sino que  cerró el puño derecho y con él golpeó amistosamente el hombro de Manuel.

-No podés con tu genio, eh?... Pero aunque sea así... ¿Por qué no disfrutar de la aventura?

Quería decir que ante la duda, porque hablaban todo el tiempo alrededor de dudosas especulaciones, bien podría ser válido tomar las cosas como se presentan y luchar con toda pasión por lo que nos importa, aun a riesgo de descubrir un día que sólo se trata de una puesta en escena.
.

-Triste sería lo contrario. Que dejáramos de luchar, pensando que todo es una farsa y termináramos por comprobar que la realidad puede ser tenida por seria.

-Sería bueno saber cómo se hace esa comprobación

-Corriendo el riesgo.

-¿Siguiendo el guion?

-En algún momento vas a darte cuenta de algo...

-Eso estuve esperando, pero... Si hay trampa está muy bien hecha.

-¿No encontrás las huellas del fraude...?

-Ni las busco más. Todo aparece como normal y falso al mismo tiempo. Soy yo mismo pero soy un personaje de historieta. Me veo en los dibujitos a veces. Me encantaría que me dibujara Hugo Pratt...!

-...si me acuerdo del principio.

-Pero quiero hacer mi vida, con la flaca y ahora Ulyces... Que el viva la infancia parecido a cómo la vivimos nosotros, respirando aire y tomando agua y sudando. Subiendo a los árboles para arrancar naranjas, cayéndose y raspándose las rodillas con la graba. Y cagándose de risa enseguida sin pensar que puede disolverse de pronto el cielo y caer sobre su casa una lluvia de meteoritos tele dirigidos,




                                                                                                                                                                     votar
Publicar un comentario en la entrada