domingo, febrero 12, 2012

869. Mientras Ulyces crece.

  -Es una tranquilidad engañosa.
-Y duradera.
-Pero no es verdad, Manuel! Vos sabés que el Universo está permanentemente en guerra y que cuando quieran avanzar hasta este juego de dimensiones lo harán sin pensar en la tranquilidad de tu hijo.
-Puede ser, pero tal vez demoren... y mientras tanto Ulyces crece.
-Ah. Entonces esa es tu única motivación? ¿No habías dicho que no era la única...?
-Es y no es...
-,,,
-... estoy al mismo tiempo haciendo lo que me aconsejabas... Hago de cuenta que soy libre absolutamente de  encarar mi vida a mi completo antojo. Me fuerzo a creer esa teoría para poder disfrutar de cada segundo. Ver a mi hijo queriéndome libremente y yo queriéndole a él, sin que nadie de afuera puede agregar o quitar un poquito más de amor. Pero tal vez sea una creencia equivocada. Digo tal vez, no se...
-¿Un segundo propósito sería poner a prueba esa teoría...?
-Eso.
-Pero si te empeñás en dudar siempre vas a poder seguir dudando.
-No puedo dejar de dudar... Todo me parece demasiado parecido a una fantasía Una historia contada por un mal escritor que no sabe cómo continuar.
-Tratás de romper lo lógica del relato para ver si salta el autor y protesta?
-Ja ja. Eso podría ser.
-Pero y si fuera un escritor muy permisivo...?
-¿...que me permitiera cambiar la historia a mi gusto... Bueno, ya sería un grado mayor de libertad
-Te mantendrías engañado ja ja!

                                                                                                                                                           votar
Publicar un comentario en la entrada