domingo, diciembre 25, 2011

864. ¿Quién cree en el destino?

Pero las cosas no quedaron en eso. 

Primero el aura del otro se desinfló apagando sus brillos naranjas y flameando hacia la tierra como los pétalos de una gran flor que se marchita, No le creía, Creía, más bien, estaba creyendo , que aquella respuesta supuestamente modesta, no era, en el fondo más que un pretexto para ocultar algo muy parecido a l egoísmo. Se negaba a dar más de lo que había estado dando.
Él (el otro) se conocía toda la saga, capítulo por capítulo, y había entendido claramente el mensaje que el personaje había estado siempre transmitiendo, lo entendieran concientemente los otros, o no. Tal vez fuera que le entendía mejor que los otros por ser su casi perfecto gemelo. Por eso no le podría engañar,
Decidió presionarle.

-Tu padre no opìna lo mismo...
-¿Mi padre,,,? ¿Conocés a mi padre?
-A tu padre lo conocen en todos los mundos. Es muy... sociable...
-¿Y qué te dijo?

Me dijo que según tu abuelo Abelardo, intelectualmente un poco más arriesgado que el mío, vos habías nacido en el momento preciso y en el lugar más perfecto para recibir el flujo que la melodía del universo desata al hacer sonar cada una de sus notas, allí justamente donde resuena.mejor. En este caso en vos. Porque vos estabas allí y aunque quieras escabullirte, ese destino te vendrá a buscar al lugar en que te encuentrres.

-Yo no creo en el destino.
-Era una menrera de decirlo...El destino es lo que llevamos adentro. Esa fuerza callada que nos inclina en un sentido, no en el otro. No podemos dejar de ser lo que somos.
-Yo era un muchacho jardinero que soñaba con ser dibujante de historietas...
( sonó casi como un reproche)
-...Que un día se cayó dentro de una esfera hueca que se acababa de abrir en el piso de su casa. Sí, ja ja. Te vinieron a buscar a vos pero a mi no. Yo tuve que estudiar el tema casi por mi cuenta. Con apenas la ayuda del viejo Miguel, el farmacéutico. Pero a vos te vinieron a buscar por algo que yo no tengo. Vos generás confianza a tu alrededor. ¿Cómo lo hacés...? Cuando digo la verdad la gente no me cree.
-...ah, eso?
¿Eso sería la ayuda que le estaba pidiendo? Que le explicara cómo hacer para generar confianza en los otros. (Un cursito de esos que te venden para tener éxito en los negocios.) Si es que fuera cierto que él generara eso alrededor, bueno...No tenía la más pálida idea de cómo era que lo hacía. ¿Sería cierto...?

((VISTA CLÁSICA))

                                                                                                                                          votar
Publicar un comentario en la entrada