jueves, septiembre 15, 2016

992. No tengo ni idea !

A Manuel le pareció que su doble parecía un tanto mas belicoso que lo que él se consideraba... o suponía, así que le  largo una pregunta a quemarropa. --Pero qué edad tenés ahora, tocayo?

--Tengo 22... y vos?
--Cumplo treinta en estos días...
--Entonces no seríamos dobles, no tendríamos la misma edad!
--A no ser que vos hayas navegado no sólo a través de los espacios sino también en el tiempo...

Aquello cayó como plomo fundido sobre la conciencia de Manuel el flaco. Casi le hizo lagrimear la evidencia...

--Y como hago para regresar?

Manuel apoyó la derecha sobre del muchacho, le habló en tono casi paternal (-sí, ja ja se estaba sintiendo como un papá-).

--Mirá guacho, no te desesperes, no es imposible, salvo que el resultado... bueno tiene sus imprecisiones. Tendríamos que conversarlo despacio, porque veo que tu abuelo no te enseño nada sobre las dimensiones y los mundos paralelos.

--Casi nada. y eso me llevó muchas veces a espiar las conversaciones que tenían con su amigo en el galpón.
--Ah, y ahí aprendiste algo...?
--No que va! esas veces no entendía nada. Era muy extraño lo que hablaban... y a veces también lo decían estar haciendo...
..Fabricando?
--No, más bien sintiendo o viendo
--Qué cosa.
--Decían, a veces estar viendo la energía presente en el espacio que los rodeaba.. Porque ellos creían que todo era energía y que teniendo una cierta capacidad se podía "ver" la energía vibrátil de las cuerdas... hablaban mucho de esas cuerdas que nunca entendí lo que son.
--Bueno mirá, yo nunca me enteré de cuales eran las ideas científicas de ellos dos. Lo mio, en esas época eran las historietas.
--Pero sabés manejar una bola!
--Eso sí, al menos este tipo de bolas que nos enceñó a hacer el abuelo Abelardo, desde un plano superior en el hiperespacio.
--¿Qué, me estás cargando?
--No ocurre que el se ha muerto en su espacio natal, y ha pasado a otro mundo que no es ni el paraíso ni el infierno ni el purgatorio ni ninguno de esos mundos imaginarios. Es... otro aspecto de nuestro mundo mismo pero subiendo algún escalón sobre el nivel en que nacimos,,, Le llaman el segundo tiempo, no se si porque es para algunos muertos al menos como una segunda existencia en contacto con el mundo que acaban de abandonar.
--Algunos muertos... ¿y los otros?
..No sé, en realidad no tengo ni idea-
Publicar un comentario