martes, octubre 27, 2015

987. Volver al pasado

Igual los ejemplos dejaban confuso a Manuel. Le parecía que lo que le contaban era semejante a cualquier razonamiento sobre los pro y los contra de cualquier posible decisión. Del proceso por el cual cualquiera llega a optar por una línea de acción. Se los dijo.
Mandinga le miró con mirada de padre paciente.

-No es lo mismo, Manuel. Una cosa es pensar en disyuntivas e intentar adivinar los resultados o las consecuencias de cada una, y otra es estar viendo, viviendo todas al mismo tiempo.
-Como un ajedrecista que juega partidas en simultaneo...?
-Sí, pero vivenciando todas en simultáneo... no una y después otra
-Pero estando parado sólo en una...?
-Eso, ja. Con la posibilidad de saltar en cualquier momento... a otra.
-Como si el pensamiento se tradujera en imágenes... estar viendo todas las películas...?
-Bueno... no todas... varias.... muchas se ven muy borrosas, como lejanas, no lográs ver con claridad todos los detalles...
-Y no conviene ir por esa línea porque no te sentís seguro de poder predecir un buen resultado...?
-Claro!
-Contame ahora, entonces... Cuales son las posibilidades que estás viendo para continuar o no esta reunión...?
-Te puedo contar las posibilidades que había hace un ratito... antes de que tomara la última decisión.
-Pero y ahora?
-Contarlo es igual a elegir una de las líneas... entonces las opciones pasan a ser otras, porque ya elegiste y los dados están echados!
-Pero no podés volver a la línea anterior...?
-Hasta cierto punto sí. Pero es muy probable que no sea exactamente la misma, Toda decisión cambia las opciones futuras, No podés volver al mismo punto.... fijate que... sería el mismo momento y no es el mismo. La primera vez no tenías la experiencia de haber saltado y si volvés, volvés con esa experiencia que antes no tenías. Es otro momento


 
Publicar un comentario en la entrada