domingo, enero 29, 2012

866. Destino de Coleóptero

-¿Te querés poner esa carga sobre los hombros? ¿Estás convencido de que esa es tu misión...?  Yo por algún tiempo casi lo creí, puse mi vida en juego... Después me di cuenta de que no era yo quien conducía a las masas sino que las masas me estaban echando por delante. Yo era la pantalla donde se proyectaban sus ideales. Parece que funciona así.. Te necesitan solo para cumplir esa función. Ser guía para transitar el camino que ya tienen elegido... Pero si no quieren ir a ningún lado es inútil que les quieras conducir.

El otro calló por un momento aflojando la expresión de la cara. Sus ojos bajaron al suelo donde un esforzado cascarudo caminaba trabajosamente por sobre y entre las pinochas, conducido vaya uno a saber por cual afán, consigna o destino predeterminado. Pequeño destino hecho a la medida de un coleóptero vagabundo o de un hombre... o de un Dios...

-Pero volviste a tu planeta por otra causa. El lugar donde estabas se había convertido en campo de batalla de los dioses y los diablos....Querías criar a tu hijo en un lugar tranquilo...
-Si... Pero no sólo eso...
-...
-...te has puesto a pensar en quién será que nos impulsa hacia algunas cosas...?
-Nadie me impulsa. Soy yo mismo que dado que soy como soy,  prefiero algunas cosas sobre otras.
-¿Sin ninguna influencia externa...?

El otro mostró una repentina sonrisa cómplice.

-Ah, ya me acuerdo. En Las Bolas de Manuel aparecés creyendo que un escritor escribe tu personaje... No, yo no creo eso. Me suena demasiado fantasioso... Fijate que también la vida del escritor sería un guión escrito por algún otro.

-No es que lo haya creído del todo, pero... Han ocurrido cosas muy extrañas en mi vida. Mi historia llegó a ser publicada y actuada al mismo tiempo que ocurría. Me filmaban sin que hubiesen cámaras por ningún lado. Creo que tenemos acceso apenas a una parte de la realidad. A algunas capas...                                                                                                                                                        votar
Publicar un comentario en la entrada